El Dr. Giménez señaló que “Velázquez en este caso no fue el autor del homicidio del nene”

En el transcurso de la semana, se conoció la resolución de la Corte Suprema de Justicia, máxima instancia para interponer recursos, respecto del estado procesal de la causa que intentaba determinar el grado de responsabilidad del ex legislador y también ex dirigente sindical de Camioneros, Luis del Valle Velázquez, en relación a la muerte del niño AaronCano de 7 meses, cuyo deceso tuvo lugar en un hotel de la ciudad de Ushuaia, en el año 2010, ocasión en que el pequeño se encontraba junto al imputado y a su madre.

 

Por su parte, el abogado que se hizo cargo de la representación legal de Velázquez, tras el juicio oral y público realizado en la capital fueguina, el Dr. Francisco Giménez aseguró a este medio: “Fue una causa complicada, no solo tuvimos que pelearla desde el punto de vista legal, sino que tuvimos que ser muy cuidadosos para no herir susceptibilidades porque hay una madre que perdió un hijo”. Es necesario mencionar que Velázquez, había recibido una pena de 12 años de prisión por el homicidio simple del de un bebé de 7 meses.

 

En este sentido, el abogado explicó: “Este es el último paso procesal que quedaba en la acusación, en este caso de la Fiscalía, y la Corte al rechazar el recurso quedaría firme los 3 años de prisión de cumplimiento efectivo que había impuesto el Superior Tribunal de Justicia, después de una larga pelea judicial que fue de varios recursos interpuestos” indicó Giménez. “Nosotros comenzamos a trabajar en los recursos y a través de un recurso que interpusimos, la pena de 12 años por homicidio que se había impuesto, fue modificada a homicidio preterintencional, que es una mezcla entre lesiones culposas y dolosas, es decir ocasionar la muerte sin querer” detalló, respecto de la calificación legal y el monto de la pena, para luego referir “Nosotros sosteníamos que, en caso que fuera como dice la acusación, que él –Luis de Valle Velázquez- sacudió al bebé, de ninguna manera podía deducirse que había intensiones de matarlo”.

 

De esta manera, Giménez destacó también la actuación de “el Superior Tribunal de Justicia, que modifica la caratula, lo manda de nuevo al Tribunal Oral –de Ushuaia- para que modifique la caratula, y luego adecúe la pena a esa escala penal y se modifica a 5 años;a lo cual volvemos a interponer recurso extraordinario de casación y el Superior Tribunal nuevamente anula la sentencia del Tribunal Oral y para poner fin a la situación, es el Superior que pone una pena de 3 años”. Causa complicada De esta manera, “causa complicada”, definió el abogado Francisco Giménez, a la causa que desde su inicio, tuvo distintas instancias no solo legales, sino que además tuvo implicancias políticas y sociales, que con el correr de los años fueron soslayadas.

 

“Es una causa muy complicada con muchos recursos interpuestos por todas las partes y veremos el año que viene que dice la Corte Suprema” y continuó “Fue una causa que no solo tuvimos que pelearla desde el punto de vista legal, sino que tuvimos que ser muy cuidadosos para no herir susceptibilidades porque hay una madre que perdió un hijo, cualquiera hayan sido las circunstancias. Hay una víctima y hay una madre que perdió un hijo y eso hay que respetarlo”.

Superior Tribunal con coraje

 

En otro apartado, el Dr. Giménez hizo referencia a la actuación del Superior Tribunal de Justicia, ante la interposición de distintos recursos y dijo: “Lo que se debe destacar es el coraje del Superior Tribunal de Justicia, porque emitió un fallo antipático para la sociedad, que tal vez no lo comprendía, porque no está en la causa y se guía solo por lo que escucha, y tuvo el coraje de hacer lo que correspondía y no se guio por el clamor popular o una condena social, que de hecho ya la tenía, más allá de que yo considero que Luis del Valle Velázquez en este caso no fue el autor del homicidio del nene que, para nosotros no murió por homicidio. Velázquez reencausado A partir de lo que fue la pena impuesta por el Tribunal de Juicio de la ciudad de Ushuaia, de 12 años de prisión de cumplimiento efectivo por el “homicidio simple” del niño Aaron Cano, el imputado estuvo detenido más de un año, sin embargo, con las modificaciones de la carátula y en consecuencia la escala penal, fue excarcelado.

 

Sin embargo, el monto final de la pena, de 3 años de prisión, le hubiera permitido a Velázquez, purgar la pena, bajo esa condición, excarcelado, pero esto, no sucedió. Consultado su abogado respecto de alguna acción legal contra el propio Estado, acerca del tiempo que el acusado estuvo privado de la libertad, Giménez minimizó la situación, refiriendo que en varias oportunidades había hablado con su cliente y “no tiene pensado accionar contra el Estado. Ya reencauso su vida, alejado de la política y del gremio, por lo que a nosotros respecta esto ya está terminado”.

 

La muerte de Aaron El 6 de octubre de 2010, Velázquez causó la muerte de Aaron Cano, hijo de su pareja de entonces, con quien estaba alojado transitoriamente en el hotel El Choconcito, de Ushuaia. La madre del bebé tomaba una ducha y el pequeño lloraba, por lo que Velázquez lo zamarreó y consiguió que se callara, pero el costo fue altísimo: le causó lesiones que derivaron en su muerte horas después.