Por la muerte de un bebé quedó firme la condena de tres años contra Luis Velázquez

La medida recayó sobre Luis Velázquez, quien originalmente había recibido una pena de 12 años, que fue sucesivamente reducida a 5 y 3, en otras apelaciones.
El 6 de octubre de 2010, Velázquez causó la muerte de Mateo Aaron Cano, hijo de una joven con la que tenía una relación por ese entonces, con quien estaba en el motel El Choconcito.
La madre del bebé tomaba una ducha y el pequeño lloraba, por lo que Velázquez lo zamarreó y consiguió que se callara a un costo altísimo: le causó lesiones que derivaron en su muerte horas después, detalla “criticasur”.
Fue condenado a 12 años por homicidio simple y lo enviaron a prisión, pero el Tribunal Superior fueguino cambió la calificación por “homicidio preterintencional” (intentó cometer un delito y terminó concretando otro más grave, la muerte) con agravantes, por lo que redujo la pena a 5 años.
La defensa de Velázquez volvió a apelar y consiguió que le quitaran las agravantes, por lo que la condena quedó en 3 años y el hombre recuperó la libertad.
Ahora, la Corte rechazó la última apelación, presentada por Guillermo Héctor Massimi, fiscal mayor del Distrito Judicial Sur de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.
Velázquez, que fue legislador en Tierra del Fuego por el Movimiento Obrero, fue nombrado presidente de la comisión de Minoridad y Familia de esa legislatura mientras era procesado por el homicidio del bebé.
En febrero de este año quedó en libertad, y ahora la madre del bebé reclama justicia. Pamela Rosario Cano tenía 21 años y dos hijos cuando conoció al legislador Velázquez.
“Un amigo de una amiga me dijo que conocía a un hombre de plata que podía ayudarme y darme mi casita así que acepté, lo conocí, estuve con él por dinero, le conté mi situación y a los días el volvió a mi casa y trajo a unos arquitectos para que vieran mi casa, para poder arreglarla. Yo empecé a salir con él, y a ir de viaje con este demonio. Iba y venía con él, lo vi entregar fajos de billetes en los hoteles que parábamos”, dijo la mujer y agregó que después de la muerte de su hijo, el legislador la amenazaba