Destacadas

Eclipse solar 2017: qué, cómo, cuándo y dónde

 

 

Como esas introducciones fantasmagóricas de la productora de películas de terror Hammer, a plena luz del día, el Sol se convertirá en un círculo oscuro y la sombra de la Luna tocará tierra al sur de la Costa Oeste, dando inicio al llamado Gran eclipse americano.

 

Por primera vez en casi 40 años, de acuerdo al sitio de la NASA, la trayectoria de la sombra de la Luna pasará por 14 estados, desde Oregón hasta Carolina del Sur, en un lapso de casi dos horas, por lo que se vivirá una inigualable experiencia de dos minutos de total oscuridad cerca del mediodía de los Estados Unidos. No se verá desde la Argentina, pero se podrá observar también forma parcial desde Centroamérica, el norte de Sudamérica y Europa.

 

Este lunes 21, los espectadores de todo el mundo (en la Argentina ocurrirá a partir de las 14:15) recibirán imágenes gracias al despliegue de 11 naves espaciales, tres aviones de la NASA y más de 50 globos de amplia altitud.

 

Además, los astronautas de la Estación Espacial Internacional enviarán capturas desde el espacio, punto de vista privilegiado para seguir este acontecimiento celestial.

 

Este eclipse solar total recorrerá una franja de 113 kilómetros de ancho por casi 5.000 de largo. Se estima que unas 12 millones de personas lo contemplarán en directo, algo que los americanos denominaron “el camino de la totalidad”, y que al menos otros siete millones de personas se desplazarán a algún punto del recorrido para seguirlo.

 

La última vez que un eclipse total de sol transitó por esta ruta fue en 1918, el próximo ocurrirá el 12 de agosto de 2045.

 

La fascinación por esta interposición, más allá de lo social, tiene un interés científico. Los eclipses solares totales ocurren cada 18 meses en algún lugar del mundo. Pero como el 70% de la Tierra está constituida por agua, lo más usual es que el espectáculo se pierda en océanos, lagos o ríos.

 

Incluso cuando un eclipse atraviesa la tierra, tampoco lo convierte en una jugada segura. La mayor parte de la Tierra está despoblada y se requiere de un gran esfuerzo para ir y capturar un eclipse cuando está cruzando una parte remota de otro continente. A esto se le suma la complicación climática, ya que si está nublado o lluvioso, pasará desapercibido.

 

El consejo más importante sobre la visualización de un eclipse solar es no mirar directamente al sol, ya que puede dañar la vista. La forma más fácil es ver la proyección del eclipse en las hojas de las plantas. O bien, conseguir anteojos especiales. El furor es tan grande en Estados Unidos que estos lentes se agotaron.

 

Los eclipses solares totales son como una ilusión óptica donde la Luna y el Sol, aparentemente, tienen el mismo tamaño en el cielo de la tierra. El secreto es que el Sol es unas 400 veces más ancho que la Luna, aunque el satélite está unas 400 veces más próxima a la Tierra.

Una de las etapas que se pudo observar a principios de año desde Chubut.

 

Otra de las razones para no perder el evento celestial, aunque sea por streaming es que, como la Luna se está alejando de la Tierra, a razón de 4 centímetros por año, según informó la NASA, en un futuro, los eclipses solares totales dejarán de existir. Ya que el tamaño aparente de la Luna en el cielo de la Tierra será demasiado pequeño para cubrir completamente al sol.

 

Además, la comunidad científica aprovechará que la Luna cubrirá la cara del Sol para recolectar datos que le permitan responder interrogantes astronómicos. Entre los más destacados aparecen el tamaño y la composición de la corona solar y la refracción de los rayos de luz al pasar cerca del Sol debido a su campo gravitatorio.

 

El gran brillo del disco solar y la iluminación producida por el Sol de la atmósfera de la Tierra hacen imposible las observaciones de la corona solar excepto durante un eclipse solar.

 

En la actualidad, las observaciones científicas sobre los eclipses solares son muy valiosas, especialmente cuando el recorrido del eclipse barre amplias superficies como en este caso. Una red compleja de observatorios especiales puede proporcionar a los científicos datos que aumenten la información sobre cómo afectan a la atmósfera de la Tierra las pequeñas variaciones del Sol y mejorar así las predicciones de las erupciones solares.

WhatsApp Minuto Fueguino
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Popular

Contacto Publicitario Minuto Fueguino
Arriba